Calandrella.org es un sitio web dedicado a la divulgación de los paseriformes esteparios de Aragón
Calandrella.org es un sitio web dedicado a la divulgación de los paseriformes esteparios de Aragón
La estepa es un hábitat que, dentro de unos patrones comunes a todas las zonas esteparias, se caracteriza por mantener una cierta heterogeneidad basada en diversas circunstancias climáticas y/ó edafológicas. A continuación se ofrecen algunos ejemplos de zonas esteparias del Valle Medio del Ebro, coincidentes con localidades en las que se ha llevado a cabo las tareas de anillamiento científico para el seguimiento de poblaciones de paseriformes esteparios . Todas las localidades pertenecen a la provincia de Zaragoza por la sencilla razón de que todos los anilladores estaban ubicados en dicha provincia. Esperamos en un futuro próximo poder ampliar el muestrario a localidades de las comarcas de Monegros de Huesca y Bajo Aragón en Teruel.

SECANOS DE PEDROLA-POZUELO DE ARAGON

Ubicados a unos 35 kmts. al Oeste-Noroeste de la ciudad de Zaragoza, en los términos de Pedrola, Pozuelo de Aragón y Magallón. Se caracterizan por el predominio absoluto de los cultivos, básicamente trigo duro, y los barbechos. En el área más occidental y más al sur, de mayor altitud sobre el nivel del mar, se localizan explotaciones mixtas con algunos cultivos de vid, olivos y almendros. No existen grandes zonas de estepa natural sin cultivar, sobre todo en las áreas más llanas, en las que los eriales han quedado reducidos a una presencia prácticamente testimonial. En aquellos lugares con una mayor pendiente, y por lo tanto más difíciles de cultivar y con una menor rentabilidad, se mantienen algunas superficies estimables de vegetación natural. El sustrato es básicamente arcilloso, si bien en la parte más oriental colindante con los secanos de Plasencia-Urrea de Jalón se empiezan a localizar algunas zonas de yesos.
Desde el punto de vista de los paseriformes esteparios cuenta con zonas con una extraordinaria densidad de Terrera común (Calandrella brachydactyla) y Calandria Común (Melanocorypha calandra). Otras especies mantienen densidades mucho más modestas que las anteriores, incluso muy reducidas, como son los casos de la Cogujada montesina (Galerida theklae) ó la Alondra común (Alauda arvensis).
Otras aves esteparias frecuentes son la Ganga común (Pterocles alchata), con poblaciones muy importantes, la Ortega (Pterocles orientalis), el Aguilucho cenizo (Circus pygargus) y el Cernícalo primilla (Falco naumanni).
Las mayores amenazas que se ciernen sobre la zona es la instalación de parques de energías alternativas, básicamente torres eólicas, de las cuales ya hay una presencia más que notable. Prácticamente todas las zonas elevadas de la comarca cuentan con una ó varias instalaciones de éste tipo.

SECANOS DE TAUSTE

Situados a unos 40 kmts. al Noroeste de Zaragoza capital, en los términos de Tauste y Pradilla de Ebro. Están ubicados en la meseta formada por encima de los escarpes yesosos y salitrosos del antiguo cauce del Ebro que bordean la carretera autonómica A-126. Se trata de los últimos secanos áridos de llanura con una extensión considerable de la Comarca de las Cinco Villas, tras los procesos de transformación en regadíos de Bardenas. La zona está atravesada por diversos barrancos salitrosos de dimensión variable, en el fondo de los cuales se desarrollan en ocasiones extensiones estimables de vegetación palustre (carrizos y juncos). La mayor parte del secano está ocupado por cultivos cerealistas, de manera casi absoluta por Trigo duro, y barbechos. La extrema climatología y la composición del terreno no da lugar a la implantación de algún otro tipo de cultivo. Todavía, en su parte más suroriental, existen algunas extensiones apreciables de vegetación natural, dominada por romeros y tomillos.
Desde el punto de vista de los paseriformes esteparios cuenta con zonas que mantienen una densidad muy importante de Terrera común (Calandrella brachydactyla) y Cogujada Común (Galerida cristata). En las áreas de vegetación natural y barrancos salitrosos florecen importantes poblaciones de Terrera marismeña (Calandrella rufescens) y Cogujada montesina (Galerida theklae). Otras especies cuentan con efectivos más modestos, como la Calandria Común (Melanocorypha calandra) ó, en particular, la Alondra común (Alauda arvensis), que mantiene una población muy escasa. Otros paseriformes también cuentan con buenas poblaciones, como el Bisbita campestre (Anthus campestris), la Curruca tomillera (Sylvia conspicillata) ó las Collalbas (género Oenanthe, con tres especies).
Otras aves esteparias frecuentes son la la Ortega (Pterocles orientalis), el Alcaraván (Burhinus oedicnemus), la Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax), el Sisón (Tetrax tetrax) y el Cernícalo primilla (Falco naumanni). De manera ocasional se observan ejemplares aislados ó pequeños grupos de Avutarda común (Otis tarda).
La mayor amenaza que se cierne sobre la zona, sin lugar a dudas, es la transformación de la mayor parte de éste secano en regadío como parte del proyecto de transformaciones de Bardenas II.

BELCHITE-EL PLANERON

La estepa de la margen derecha del Valle del Ebro tiene su representación más genuina en la zona de secanos áridos que comparten los municipios de Belchite, Mediana de Aragón, Codo y Lécera. Dentro de ésta extensa área el ejemplo paradigmático de estepa árida bien conservada se ubica en el paraje de El Planerón, situado a unos 45 kilómetros al sureste de la ciudad de Zaragoza. Allí, gracias en particular a la labor de SEO-Birdlife en la compra de terrenos a particulares y Ayuntamientos, se ha creado una Reserva esteparia de una extraordinaria importancia. Toda la zona mantiene una rotación entre barbechos y cultivos de cereal (Trigo duro), manteniendo grandes zonas de vegetación natural sin explotar. Además, a través de la iniciativa de SEO y de diversas líneas de ayuda medioambiental, se han comenzado a introducir diversos cultivos proteínicos muy importantes, tanto desde el punto de vista de hábitat para las aves esteparias como por su valor agronómico (mejora de fertilización natural de la tierra).
Toda la zona mantiene densidades extraordinarias de toda clase de aves esteparias. La Ganga común (Pterocles alchata) y la Ortega (Pterocles orientalis) se encuentran aquí en una densidad de las más altas de toda la Península Ibérica. Lo mismo se puede decir de los alaúdidos, con importantísimas poblaciones de Terrera marismeña (Calandrella rufescens) y Terrera común (Calandrella brachydactyla), Alondra de Dupont (Chersophilus duponti), y también de ambas especies de cogujada y de Calandria común (Melanocorypha calandra).
Para completar el espectro de posibilidades de la zona, la cercana Balsa del Planerón, en aquéllas épocas que mantiene una lámina de agua suficiente, acoge diversas poblaciones de aves acuáticas.
La mayor amenaza para éste entorno es la proliferación de parques de energías alternativas, sobre todo torres eólicas. No hay más que recordar la reciente instalación de un parque eólico en el Saso de Belchite que, amén de afectar de forma directa a las poblaciones locales de aves esteparias, está ubicado en plena zona de paso tradicional de Chorlito carambolo (Charadrius morinellus).

MONEGROS-ESCARPES DEL EBRO EN SASTAGO

Los Monegros de Huesca y Zaragoza son una extensa región ubicada al este de la provincia de Zaragoza, con una heterogénea representación de ambientes esteparios. Desde las llanuras yesosas del monte de Pina de Ebro, pasando por la estepa arbolada de Sabina albar (Juniperus thurifera) de la Retuerta de Pina, y llegando a las llanuras cerealistas de Bujaraloz ó Sástago. La extensión de la zona, unido a su heterogeneidad, hace que las comunidades de paseriformes esteparios varíen de unas zonas a otras. Así, por ejemplo, la Alondra de Dupont (Chersophilus duponti) ó la Terrera marismeña (Calandrella rufescens) son frecuentes e incluso comunes en los llanos yesosos de Pina, mientras están prácticamente ausentes en la zona sur de Bujaraloz-norte de Sástago, donde sí es abundante la Calandria común (Melanocorypha calandra).
Los no paseriformes están muy bien representados, con buenas poblaciones de pteróclidos, Cernícalo primilla (Falco naumanni), Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax), y la mejor población de Aragón de Avutarda común (Otis tarda) junto a la que habita en la cuenca de la laguna de Gallocanta (Zaragoza/Teruel).
Una zona relativamente poco conocida, frecuentada casi en exclusiva por ornitólogos locales, son los escarpes y secanos de transición entre el cauce del río Ebro y los secanos áridos mesetarios de la llanura de Sástago-Bujaraloz. Allí, amén de diversas especies de paseriformes rupícolas, como la Collalba negra (Oenanthe leucura) ó el Roquero solitario (Monticola solitarius), florecen importantes poblaciones de determinadas especies de alaúdidos, en particular la Cogujada montesina (Galerida theklae). Además, también es frecuente la Terrera marismeña (Calandrella rufescens) y más raras otras especies de alaúdidos como la Calandria común ó la Cogujada común (Galerida cristata). Se trata de un ambiente único, donde en un espacio de tiempo mínimo se pueden observar aves esteparias, especies rupícolas y una gran variedad de paseriformes propios de sotos ribereños.
Pese a la gran extensión de la estepa monegrina, diversas amenazas se continúan cerniendo sobre ella, en particular la transformación de amplias zonas en regadíos intensivos.

URREA DE JALON-VALDEURREA

Amplia superficie esteparia ubicada en la margen derecha del río Jalón a la altura del munipio de Urrea de Jalón. Excelente calidad del hábitat estepario, ya que todavía es posible encontrar grandes y contínuas extensiones de terreno llano sin cultivar. Estas zonas de vegetación natural se alternan con parcelas cultivadas de cereal, sobre todo trigo duro, y con barbechos. En la parte más escarpada que hace de transición con los regadíos del Jalón se pueden encontrar barrancos secos y cultivos aterrazados de almendros. La ganadería extensiva de ovino prácticamente ha desaparecido de la zona en cuestión, no existiendo aprovechamiento ganadero alguno. Se trata por otra parte de una de las pocas zonas esteparias que, al menos de momento, se ha librado del impacto de infraestructuras como molinos eólicos, torres eléctricas, etc.
Toda la zona mantiene altísimas densidades de toda clase de aves esteparias. La Ganga común (Pterocles alchata) es muy abundante y también se mantiene una población elevada de Ortega (Pterocles orientalis). Lo mismo se puede decir de los alaúdidos, con importantísimas poblaciones de Terrera marismeña (Calandrella rufescens), Alondra de Dupont (Chersophilus duponti) y de Calandria común (Melanocorypha calandra). En las zonas más escarpadas es abundante la Cogujada montesina (Galerida theklae). Entre otras aves no paseriformes destaca la elevada densidad de Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax). También son frecuentes el Cernícalo primilla (Falco naumanni), el Halcón peregrino (Falco peregrinus) y el Aguilucho cenizo (Circus pygargus).
Existen diversos problemas que acechan no sólo al lugar que nos ocupa, sino a todo el Valle del Ebro en general, como es la proliferación de instalaciones de energía solar/eólica y sus correspondientes líneas eléctricas de evacuación. Que una parte de ésta zona en concreto esté catalogada como LIC (Lugar de Interés Comunitario) debería suponer un apoyo para que ningún proyecto de éste tipo fructifique.

EPILA Y MUEL- EL TRONCO Y EL CAMPILLO

Zona esteparia extensa ubicada al sur de Zaragoza capital, unos 30 kmts, al sur del frente de los Altos de La Muela en su prolongación hacia el Este. La altitud media de toda la llanura ronda los 400 m.s.m., mientras que diversos cerros y montículos superan dicha altitud. Se trata, por lo tanto, de un área con características diferentes a las descritas anteriormente, motivado por su mayor elevación. Aquí la pluviometría también es algo más elevada, por lo que la comunidad vegetal también se diferencia del resto de zonas, en particular en su distribución de cultivos. La composición del suelo es eminentemente arcillosa, y en la distribución de cultivos sigue existiendo un predominio absoluto de la rotación Trigo duro-barbecho, si bien son mucho más comunes los mosaicos de otros cultivos leñosos, en particular la vid, siendo también frecuentes parcelas con almendros y olivos. Salvo en las laderas de los cerros y “muelas”, casi no existen extensiones mínimamente significativas de vegetación natural, estando prácticamente todo cultivado ó en barbecho. Existe una abundante presencia de corrales y parideras, muchas de ellas en ruinas, vestigio de una antaño floreciente ganadería ovina en extensivo, hoy residual y en grave peligro de desaparición.
En la parte más llana del paraje es abundante la Calandria común (Melanocorypha calandra), siendo también frecuente la Cogujada común (Galerida cristata), y más escasas la Terrera común (Calandrella brachydactyla) y la Alondra común (Alauda arvensis). En las laderas y escarpes de cerros y “muelas” es muy común la Cogujada montesina (Galerida theklae). Existe una buena representación de otros paseriformes, habiendo una buena densidad de Bisbita campestre (Anthus campestris), y de Collalba gris (Oenanthe oenanthe) y Collalba rubia (Oenanthe hispanica).
Entre las aves no paseriformes destaca la elevada densidad de Sisón (Tetrax tetrax) y Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax). También son frecuentes las Ortegas (Pterocles orientalis) y las Gangas (Pterocles alchata), éstas últimas en la parte más baja y llana de la zona, así como el Cernícalo primilla (Falco naumanni).
Los mayores peligros para la zona vienen de la mano de las infraestructuras en Parques eólicos, ya frecuentes por todo el entorno y con varios proyectos más en estudio, así como algún proyecto en infraestructuras viales (autovías). Por otro lado, en los últimos años se detecta un incremento en la implantación de cultivos leñosos en detrimento de herbáceos y barbechos.

BELCHITE-LA COLORCHA

Sin lugar a dudas, si existe un lugar en Aragón paradigmático como hábitat de aves esteparias, ése es El Planerón en Belchite (ver más arriba). Sin embargo, existen también otras zonas esteparias, en el mismo ámbito geográfico del Campo de Belchite que también mantienen áreas esteparias con una excelente diversidad de aves adaptadas a éste medio. Una de ellas es la denominada "La Colorcha", ubicada a unos 5 kmts antes de llegar a Belchite, a mano derecha de la carretera que une Zaragoza con ésta localidad. Este paraje es continuidad de la también muy conocida "La Lomaza", lugar emblemático de uno de los tesoros de la estepa aragonesa, la Alondra de Dupont ó Ricotí (Chersophilus duponti).
La Colorcha es un paraje dominado por los barbechos y cultivos herbáceos (Trigo duro) de año y vez, si bien mantiene todavía amplias extensiones de vegetación natural inalterada. En consecuencia, mantiene unas muy buenas poblaciones de aves esteparias, en particular los alaúdidos, donde tanto la Terrera común (Calandrella brachydactyla) como la Calandria (Melanocorypha calandra) y la Cogujada común (Galerida cristata) son dominantes. Muy buenas poblaciones también de Alondra de Dupont (Chersophilus duponti). También alberga buenas poblaciones de otras aves esteparias, como Ganga común (Pterocles alchata), Ortega (Pterocles orientalis) ó Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax).
A partir del año 2011, una pequeña finca ha sido objeto de alquiler durante un periodo de cinco años por parte de la Asociación Ornitológica Rocín, manteniendo agua de forma artificial en verano en un balsete natural ubicado dentro de la finca. En ésta finca se compaginan tanto la actividad del anillamiento científico de aves esteparias (ver el apartado Campañas) como la fotografía de la naturaleza, llevada a cabo por varios aficionados a ésta actividad.

www.calandrella.org | Copyright © 2009 | Archivo fotográfico: Miembros de Asociación Ornitológica ROCIN

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
www.calandrella.org | Copyright © 2009 | Archivo fotográfico: Miembros de Asociación Ornitológica ROCIN