Calandrella.org es un sitio web dedicado a la divulgación de los paseriformes esteparios de Aragón
Calandrella.org es un sitio web dedicado a la divulgación de los paseriformes esteparios de Aragón
Pese a que se suele tener la imagen de la estepa como de algo muy extenso e inalterado, lo cierto es que precisamente por ésta razón se suele tolerar de buen gusto por parte de la ciudadanía en general cualquier tipo de infraestructura ubicada en la estepa, por lo que cada vez es más difícil encontrar extensiones apreciables de éste hábitat en buen estado de conservación. Parece ser que la estepa es ilimitada y capaz de soportar todo lo que le echen, pero la realidad es que cada vez resulta más complicado elevar la vista y no ver un parque eólico, una gravera, una carretera ó un polígono industrial en medio del secano irredento. Pasamos a detallar algunas de las afecciones más graves en la estepa aragonesa.
INSTALACIONES EOLICAS, SOLARES Y DE ALTA TENSION
Estas afecciones son las que proporcionalmente en los últimos años más se han incrementado, en paralelo al desarrollo de energías alternativas a las basadas en el consumo de combustibles fósiles. Aragón, por sus características climáticas en las que existe un predominio de vientos fuertes del Noroeste por un lado (el famoso “cierzo”) y por otro lado muchos meses de alta insolación, es un territorio que se ha apuntado con fuerza a la implantación de éste tipo de instalaciones. Aquí la estepa tiene el hándicap adicional de la buena prensa que éstas infraestructuras tienen en el público en general y en determinados colectivos ambientalistas en particular. Lo cierto es que el impacto ambiental es indudable, no sólo para las aves, sino en el caso de las instalaciones eólicas también parea los quirópteros, que se estrellan contra sus aspas. En el caso de los parques eólicos, afectan a las aves migratorias que se estrellan contra ellas en sus migraciones nocturnas, a las planeadoras cuando se elevan aprovechando las corrientes térmicas, y recortan amplias extensiones de hábitat propicio para todo tipo de aves esteparias. Las mayores afecciones por parques eólicos se encuentran actualmente en las estepas ubicadas al sur del cauce del río Ebro, con una gran concentración, por ejemplo, en los secanos de Epila-La Muela, Planas de María y Pedrola-Pozuelo de Aragón.
La repercusión de los parques de energía fotovoltaica es, de momento, menor, debido a la, en general, menor extensión y mayor concentración de éstas instalaciones. Sin embargo, la generalización a futuro de ésta infraestructuras puede llegar a tener una grave repercusión en la estepa aragonesa.
Las líneas de alta tensión son ya famosas por su repercusión en la muerte de diversas especies de aves planeadoras, sobre todo rapaces, que mueren electrocutadas al chocar contra ellas ó al intentar aterrizar ó despegar desde las propias torres. En éste sentido muchas veces se toman medidas de protección en éstas instalaciones, si bien relativamente poco se ha estudiado sobre la repercusión que tienen sobre otros grupos de especies de aves como son las esteparias. Las áreas más afectadas por las líneas eléctricas son los Monegros, atravesados por varias instalaciones, y la estepa de Pozuelo-Magallón, afectada por el “nudo eléctrico” de Magallón.

REGADIOS Y EXPLOTACIONES MINERAS

Por su extensión, los regadíos son una de las afecciones más intensivas para la estepa y sus comunidades animales. La implantación de regadíos supone, en la práctica, la desaparición del hábitat de cría para las aves esteparias dado que se realiza, en general, de manera continua y no alterna, no dejando una parte del territorio con hábitat de secano propicio para éste tipo de aves. En el otoño y el invierno, sin embargo, sí se observan importantes concentraciones de paseriformes esteparios que los utilizan como zonas de refugio y alimentación, como es el caso de la Calandria común y la Alondra común. Se ha observado que el paso de regadíos por riego a manta a riegos por aspersión sí ha sido favorable para algunas especies de alaúdidos, que son capaces de vivir en éste tipo de aprovechamientos, como es el caso de la Calandria común.
El caso de las explotaciones mineras puede ser localmente importante, conociéndose casos puntuales de importantes afecciones a poblaciones de aves esteparias. La mayor implantación de éstas actividades se da en los secanos de la margen derecha del río Ebro, con explotaciones a veces extensas para la extracción de alabastros, yesos ó gravas.

GANADERIA OVINA. PROYECTO “BALSETES”

La ganadería ovina en extensivo es un actor crucial en el mantenimiento del hábitat estepario en buenas condiciones. Con su actividad, permite el control del desarrollo de la vegetación esteparia, lo cual es indispensable para la supervivencia de algunas especies de paseriformes esteparios como es el caso de la muy amenazada Alondra de Dupont ó Ricotí (Chersophilus duponti). Salvo casos extremos de sobrepastoreo, que puntualmente puede dar lugar a algún efecto adverso, sobre todo en época de cría de las aves, lo cierto es que la ganadería ovina es quizás la actividad humana que tiene un impacto más beneficioso en el mantenimiento de la estepa como hábitat para las aves y para el resto de los animales que allí viven.
Otro de los efectos beneficiosos de ésta actividad ganadera es el mantenimiento de las balsas donde abreva el ganado, puntos de agua que en muchos casos son cruciales como lugares donde beben multitud de aves esteparias que, de otra forma, tendrían que recorrer mayores distancias para conseguir el agua indispensable y necesaria. El progresivo abandono de ésta actividad y, a la vez, el mayor uso por parte de los ganaderos de cubas de agua en detrimento de las “balsas naturales”, está originando una pérdida de las mismas por falta de mantenimiento: colmatación, infestación por vegetación palustre, uso como escombreras, etc. Conscientes de éste problema, en 2.009 hemos comenzado a trabajar en un proyecto para fomentar el mantenimiento de un inventario de balsas (“balsetes” en aragonés) consideradas como estratégicas y que están en riesgo de desaparición, en el cual se pretende recabar el apoyo de las diversas Administraciones Públicas, cooperativas de ganaderos, etc. Es en 2011 cuando se empiezan a concretar algunas iniciativas, en particular con el alquiler de una pequeña finca en el paraje de "La Corlocha", en Belchite, en el que se establece un pequeño bebedero artificial al cual varios miembros del Grupo de Anillamiento Rocín suministran agua de forma regular.

www.calandrella.org | Copyright © 2009 | Archivo fotográfico: Miembros de Asociación Ornitológica ROCIN

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
www.calandrella.org | Copyright © 2009 | Archivo fotográfico: Miembros de Asociación Ornitológica ROCIN